SHARE

Era mi último día en Europa, había recorrido más de 16 kilómetros durante 5 meses por el viejo continente (de hecho fueron mucho más de 16, incluso más de 5mil pero eso no importa)… La mayoría de esos kilómetros los recorrí abordo de un montón de trenes, desde los más lujosos y modernos en el Oeste de Europa, hasta los más tenebrosos y anticuados en los Balcanes… Pero entre tantos kilómetros, hubo unos en especial que disfruté mucho al recorrerlos…

IMG_3585
Durante esos 5 meses, cada día caminaba entre 10 y 15 kilómetros… En algunas ciudades, como Estambul, porque me gustaba perderme entre sus calles empinadas y explorar los vecindarios lejos de la vida turística…
En algunas otras ciudades, como en Londres, porque el transporte público es TAN CARO, que simplemente valía la pena caminar 20 kilómetros diarios con tal de ahorrarme 140 pesos del boleto de metro.

Londres
Londres

Y precisamente en Londres fue donde pasé mis últimas horas de ese viaje por Europa, mis últimos kilómetros caminados por casi toda la ciudad como un loco con una cámara que trataba de grabar la mayor cantidad de videos antes de tener que tomar el vuelo a la Ciudad de México y despedirme de Europa PARA SIEMPRE!! (regreso en junio, no se asusten).

Lógicamente, si ustedes ya me conocen sabrán que aunque tenía TODO el día para prepararme y llegar a tiempo al aeropuerto… Al final se acercaba la hora de mi vuelo y Alex Tienda, aún seguía recorriendo la ciudad con un retraso en itinerario que amenazaba con hacerme perder mi vuelo de Londres a México.

Atardecer en Bruselas, Bélgica
Atardecer en Bruselas, Bélgica

Eran las 6 de la tarde, mi vuelo salía a las 9pm y yo tenía que estar en UNA hora ya documentando en el aeropuerto… Para este momento yo estaba en un punto de la ciudad MUY alejado del aeropuerto y además tenía que pasar por mi maleta al hostal… Para no hacernos bolas y aburrirlos con cosas técnicas… ERA UNA MISION IMPOSIBLE!

Mientras caminaba acelerado, sudando y nervioso… Tenía que atravesar un parque muy grande llamado Hyde Park… Muy bonito y lleno de pasto por todas partes. Este parque tiene muchos caminitos muy agradables para caminar y correr hechos de concreto y recorren todo el parque entre los árboles, lagos y patos… Pero no había tiempo para ser ordenados, yo tenía que tomar un atajo y cruzar el parque en diagonal para llegar por mi maleta cuanto antes!

Hyde Park en Londres.
Hyde Park en Londres.

Todo iba de maravilla, yo avanzaba unos 16 pasos por segundo y por momentos sentía que volaba… Todo era maravilloso hasta que de pronto…

UN PASO AGUADO!!! …. Sentí como mi pié derecho cayó en algo suave y antes de que pudiera razonar lo que estaba pasando, mi pié izquierdo ya estaba en la misma situación (o hasta un poco peor) y por último… el tercer paso (porque iba tan rápido que me costó 3 pasos frenar)…

Al voltear la mirada hacia mis pies… Vi una escena escalofriante!!! … Bueno, no tanto… Era simple lodo… pero DEMASIADO!! y muy mojado, tan mojado que me llegó hasta los calcetines y tenía los pies hechos un cochinero.

Mis pies después de caer en el charco de lodo.
Mis pies después de caer en el charco de lodo.
En ese momento lo primero que pensé fue algo así como:
“¡Qué guapo estoy!”
…Pero después de eso pensé: “CARAJO! mis pies!! ¿Por qué a mi? ¿Por qué justo hoy, justo ahorita? 🙁  ”

… No tenía tiempo que perder porque perdería el vuelo y aunque era muy incómodo, tenía que aguantarme así que seguí caminando a toda velocidad hasta el hostal, recogí mi maleta, me fui al aeropuerto, me documenté en el vuelo a último momento, abordé el avión, crucé el atlántico, sobre volé Norte América, aterricé en México, pasé 7 horas en el aeropuerto, fui a visitar a mi tía, me fui al hotel y ahí…. Casi 38 horas después de haberle dado a mis pies una LodoTerapia involuntaria… me quité los zapatos y pensé…

“Si estos zapatos hablaran, contarían unas historias increíbles sobre los miles de pasos que hemos dado juntos por el mundo… “

Screen Shot 2015-05-08 at 9.33.55 PM

Comments

comments

NO COMMENTS